Breve guía para viajar a Islandia

Tierra de auroras boreales, géiseres y glaciares, Islandia conquista a cada vez más viajeros con su magia y su imponente naturaleza. Pero el encanto de estas tierras septentrionales no solo se limita a las maravillas de su entorno natural, la amabilidad de sus gentes, su rica y diversa cultura, la cocina y el estilo de vida natural son famosos entre sus vecinos nórdicos, pero cada vez llegan más al sur. Las opciones para los amantes de las experiencias únicas son infinitas en este pequeño rincón del planeta muy poco poblado. Si tú también has pensado en visitar la isla o sientes curiosidad por el país de los volcanes, sigue leyendo nuestra breve guía para viajar a Islandia, para que empieces a planificar como sería tu visita.

Qué ver en Islandia

El principal reclamo de este lejano país es sin duda su naturaleza con volcanes activos y géiseres, pero, como no solo de erupciones vive el hombre, en Islandia también puedes avistar ballenas, contemplar increíbles auroras boreales o irte de excursión por los casi vírgenes fiordos occidentales. Si quieres conocer la isla de un simple vistazo, lo recorrer la Ruta 1, o carretera de circunvalación que rodea la isla y terminar tu visita viviendo el agitado ritmo y la animación nocturna de Reikiavik, su capital. La península de Snæfellsnes, la llamada Islandia en Miniatura, es un paraíso terrenal que Julio Verne eligió como puerta de entrada para el Viaje al Centro de la Tierra.

Los parques naturales y las lagunas también son otro de los puntos de interés que más viajeros atraen. Si disfrutas en entornos naturales, no te puedes perder bañarte en las aguas geotermales del Blue Lagoon, recorrer Askja y sus icebergs, descubrir Vatnajökull, el parque natural más grande de Europa o la cordillera de Kerlingarfjöll, solo accesible unos meses al año. Para una estancia más larga, te recomendamos visitar Tröllaskagi, a donde se llega fácilmente por carretera y que cuenta con piscinas naturales, rutas de senderismo y zonas de esquí que podrás alternar con alguna cerveza artesanal o productos locales para reponer fuerzas.

Islandia: ¿en qué época del año es conveniente viajar?

Por su posición septentrional, la diferencia entre viajar en verano a en invierno resulta completamente diferente. Como norma general, diremos que es más conveniente viajar entre los meses de junio a agosto, que es la época con más actividad: los viajeros llegan en masa, hay numerosos festivales, horas de luz sin fin, carreteras abiertas y rutas de senderismo adaptadas. Por eso si quieres hacer un poco de montaña y descubrir Reikiavik deberás reservar todo y planificar con antelación, ya que es temporada alta y los precios se disparan si reservas en el último minuto.

Si quieres conocer la capital y viajar a la zona Akureyri y/o Þórsmörk, es mejor que vayas en los meses de mayo o septiembre, las aglomeraciones son menores y los precios son más asequibles, es el momento perfecto para descubrir la zona del sur del país.

De octubre a abril el país tiene más horas de noche que de día, pero, aunque sea temporada baja, es el momento perfecto para ver las auroras boreales, esquiar o visitar cuervas de hielo, un destino único para los más aventureros. Ten en cuenta que dependiendo de las condiciones climáticas algunas carreteras de montaña pueden estar cortadas al tráfico.

Moneda y presupuesto para viajar a Islandia

La moneda en Islandia es la corona (en islandés, króna, en sigular, y krónur, en plural) y su símbolo es ISK. 1 ISK es algo menos que un céntimo de euro, actualmente el cambio está en torno a las 130 ISK por un euro. Existen monedas de 1, 5, 10, 50 y 100 ISK, y billetes de 500, 1000, 2000, 5000 y 10 000 ISK. Verás que algunos alojamientos y tour operadores indican los precios en euros, esto se empezó a hacer desde la crisis de 2009 cuando las coronas islandesas se devaluaron drásticamente, de esta forma, se protegen contra las posibles fluctuaciones de la moneda. Pero, aunque el precio aparezca en euros, deberás pagar en coronas.

Como orientación, conviene saber que a partir de 5000 ISK puedes alojarte una noche en un dormitorio colectivo, en un albergue o por 18 000 ISK conseguirás una habitación doble estándar. Una comida en un restaurante está en torno a las 3000 ISK y puedes alquilar un coche pequeño desde 10000 ISK al día. Si viajas con euros o cheques, puedes cambiarlos en cualquier banco. Es fácil encontrar un banco con cajero automático para retirar dinero en casi cualquier población y los islandeses están muy acostumbrados a pagar con tarjetahasta las compras más pequeñas. De todas maneras, lleva siempre algo de efectivo si viajas a algún sitio remoto. Te recomendamos que antes de viajar consultes con tu banco para ver si tienes que hacer algo con tu tarjeta y avisarles de que vas a viajar para evitar que te la bloqueen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *